Arteterapia y Alzheimer

Actualmente no existen medicamentos que pueden prevenir o curar la enfermedad de Alzheimer, pero las artes, la pintura, la música, el baile o incluso visitar un museo pueden tener un impacto muy positivo en los síntomas de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes de Alzheimer.

La participación en programas de arte o música no cura la enfermedad de Alzheimer, pero si que puede ayudar a mejorar las funciones cognitivas o cerebrales.

Los medicamentos de Alzheimer puede retrasar la pérdida de la memoria causada por el Alzheimer, pero "ya que los investigadores aún no han sido capaces de identificar las causas de la enfermedad, no pueden encontrar una cura", dijo Dr. Oscar López, de la Universidad de ADRC de Pittsburgh.

Así que el reto para los cuidadores es proporcionar oportunidades que mejoren la calidad de vida de las personas, en lugar de esperar hasta que se encuentren medicamentos más eficaces.

Colorterapia

Están mires donde mires y se ven por todas partes. Te deleitas en ellos consciente e inconscientemente. Y es que, vemos colores todo el tiempo, pero ¿con qué frecuencia se piensa en sus orígenes y efectos?

¿Qué es el color? Como la mayoría sabemos, el color es luz y energía. Hay una variedad de longitudes de onda en las cuales la luz puede ser categorizada. Las longitudes de onda visibles caen aproximadamente en el rango de 390 a 750 nanómetros,esto es conocido como el espectro visible. Otras longitudes de onda y frecuencias están asociadas con luz no visible, tales como los rayos X y los rayos ultravioleta. La mayoría de las personas son conscientes de los efectos de luz no visible, así que tiene sentido que la luz visible también nos afecte.

Un ejemplo de cómo la forma en que la luz nos puede afectar es una forma leve de depresión conocida como trastorno afectivo estacional, que muchas personas que sufren durante los inviernos.

La cromoterapia, también conocida como colorterapia o terapia de luz, es un tipo de sanación holística que utiliza el espectro visible de luz y color que afectan el estado de ánimo de una persona y su salud física o mental. Cada color y vibración caen en una frecuencia específica, que muchos creen que contribuyen a las propiedades que se pueden utilizar para afectar a la energía y las frecuencias dentro de nuestros cuerpos.

Hoy en día se sabe qué colores que producen un efecto en las personas con trastornos cerebrales o personas con problemas emocionales. Por ejemplo, el color azul puede tener un efecto calmante que puede resultar en presión arterial más baja, mientras que el color rojo podría tener el efecto contrario. Verde es otro color que puede ser utilizado para relajar las personas que están emocionalmente desequilibradas. Amarillo, por otro lado, puede ser utilizado para ayudar a satisfacer a las personas que podrían estar sufriendo de depresión.

No es de extrañar que el sol y su fuente de luz (o falta de ella), pueden tener un profundo efecto en nosotros.

Hace miles de años, algunos países comenzaron a explorar el color y su capacidad para sanar. Egipto, Grecia y China son conocidos por sus incursiones en la terapia mediante el color. Algunos ejemplos incluyen:

Salas de pintura de diferentes colores, con la esperanza de tratar ciertas condiciones.

Utilización de los colores de la naturaleza de su entorno (azul de cielo, verde de hierba, etc).

Hay evidencias de personas que utilizaban el color para la sanación y la terapia, que se remontan hasta 2000 años atrás. Hoy en día, la cromoterapia va ganando popularidad, con numerosos libros que escriben sobre ello, incluyendo a Johann Wolfgang Goethe, que estudió los efectos fisiológicos del color. Como hemos mencionado, sin embargo, muchas personas se muestran escépticos sobre el uso del color y de la luz para la sanación o terapia.

¿Tienes algún color que te afecta especialmente? Háznoslo saber en los comentarios. 🙂

 

Fuentes:

http://www.arttherapyblog.com/online/color-therapy-healing-an-introduction/#colortherapyintro

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1297510/

http://psychology.about.com/od/sensationandperception/a/colorpsych.htm

http://www.aibarra.org/Apuntes/Ciencias_Alternativas/Cromoterapia.pdf

 

Arteterapia y Naturaleza II

El pasado mes de agosto tuve la suerte de facilitar una sesión grupal de arteterapia en plena naturaleza y con unas personas maravillosas.

Somos naturaleza, a menudo lo olvidamos, pero formamos parte de ella y ella forma parte de nosotros. Por eso, realizar una sesión de arteterapia en un entorno natural puede ser revitalizante y permite, a quien vive la experiencia, crear en un entorno saludable, seguro, cargado de energía, de aromas y arropado por un silencio que invita a la escucha interna.

En esta sesión tan especial dedicamos una parte importante a reavivar esa unión con la naturaleza y a tomar conciencia de nuestro cuerpo, de nuestros pensamientos y de nuestras emociones, observando nuestro propio proceso creativo, nuestra manera de integrar los elementos que nos ofrece la naturaleza en nuestras obras y nuestra forma de acercarnos al material y al entorno.

Tras una relajación guiada para adentrarnos en nosotros mismos y activar la atención desde la calma, realizamos una actividad a modo de juego para sentir y percibir el lugar de una manera diferente a la que habitualmente estamos acostumbrados y para ello solo tuvimos que anular el sentido de la vista y recorrer de la mano de un compañero el espacio en el que no encontrábamos, tocándolo, escuchándolo y oliéndolo. Después hicimos una toma de contacto con la arcilla para dar paso al momento de creación personal e individual.

El lugar era perfecto, aislado en medio de un monte y con fácil acceso. Contaba con mesas, una fuente e infinidad de rincones que acogieron las creaciones que allí se hicieron.

El momento también fue el exacto ya que la sesión se desarrolló por la tarde y terminó al anochecer, por lo que en el momento de la reflexión compartida y del cierre, la luz era tenue y se iba apagando suavemente, dejando reposar en nosotros la experiencia vivida.

En esta ocasión, aparte de los materiales que nos ofrecía el lugar, contamos con un material muy especial: Arcilla.

La arcilla implica una manera muy primaria de expresión y comunicación, ya que conlleva el hecho de tocar y desde el momento del nacimiento, el tacto es la forma en que se comunican sentimientos. De hecho no fue de extrañar que muchos de los participantes se sintieran como niños que juegan con el barro o la plastilina y que revivieran momentos concretos de su infancia. La arcilla también permitió la liberación de emociones a través de la expresión y mediante gestos tales como acariciarla, golpearla o dejarla caer, siendo un cauce para liberar la tensión, frustración o el nerviosismo.

Al ser un material moldeable pudo convertirse en cualquier cosa: En un osito, un animal prehistórico, una casita en un árbol, o simplemente en formas que recogían elementos del entorno, como piedras, hojas e incluso agua. Una vez que las obras tomaron su forma muchos decidieron dejarla en el lugar en el que la habían creado, otros se la llevaron.

Fue un momento y un lugar óptimo para autocuidarnos, reposar y prestar atención a nuestras emociones y aspectos de nuestra vida que necesitan, en mayor o menor medida, ser atendidos.

Una oportunidad para conocernos un poco más a nosotros mismos, para crear, escuchar, jugar, reír y en definitiva para ser.

Gracias a todos los que allí estuvisteis.

 

Reflexiones compartidas de algunos de los participantes:

“Esto forma un poco parte de mi, de las cosas, vas dejando fluir y así te liberas de todos los cacaos que puedas tener en la cabeza y te relajas, el tiempo vuela. No estás atado a un tiempo, estás en eso, es como meditar en eso. Prestas atención a una cosa y estás en ella completamente, te vuelcas y lo demás se va”.

“Para mi ha sido un anti-estrés”.

“Me salía cantar y disfrutar simplemente, sin hacer nada en concreto”.

“Esto se necesita, por que es como decir: para, escúchate. Aunque yo intento escucharme, intento parar, pero claro, no es lo mismo que con un paisaje, con un entorno y es importante para la salud. No te das cuenta del estrés o de los nervios que tienes hasta que paras y escuchas. Entonces te das cuenta de eso”.

“La parte de taparnos los ojos es bastante interesante porque sin querer te centras a escuchar y a sentir las cosas”.

“Esto es salud”.

Arteterapia y Naturaleza

"El arte, la naturaleza, el cuerpo humano y la psique humana están tan íntimamente relacionados que es imposible pensar en uno sin recordar al otro." McLuhan.

La pasada semana tuve la oportunidad de viajar a Cantabria y de realizar junto a algunos participantes espontáneos una serie de obras en su majestuosa naturaleza.

Resulta fascinate la cantidad de recursos que podemos encontrar en un bosque o en un acantilado, así como sus cualidades físicas y su carga emocional.

Por lo general vivimos aislados en nuestras confortables ciudades, lejos de lo salvaje, de lo sublime, de nuestros monstruos y miedos. Fuera del alcance de los sonidos estremecedores del bosque y del viento estrepitoso de un barranco o una llanura.

Un bosque de Cóbreces fue el lugar perfecto para nuestra primera experiencia. La elección del lugar puede darse de diferentes maneras y aunque buscábamos un flechazo, aquello no sucedió y tardamos más de hora y media en encontrar "nuestro espacio". El proceso comienza desde esa búsqueda, propiciada por la escucha interna y externa, es decir por aquello que sentimos y aquello que nos cuenta el propio paisaje.

Finalmente un sendero perdido fue el lugar por el que nos inclinamos. Fuera del sendero la naturaleza era tan salvaje que nos devoraba, en cambio, a orillas del camino encontramos un árbol, tan especial como todos los demás y sin ninguna característica que destacase del resto. Lo demás vino solo, casi podría decirse que la obra ya estaba creada antes de nada, antes de depositar el primer palo sobre en tronco. Y así, poco a poco abrigamos el tronco del árbol con los restos de madera de sus hermanos, de él mismo. Una obra sin pretensiones, escondida y cargada de fuerza y simbolismo.

Si nos dejamos llevar por los caminos del norte llegaremos a un acantilado con unas vistas impresionantes. Mi mirada solo se posaba en las flores y hojas del camino... Quería trabajar con ese material pero sabía que el fuerte viento lo haría imposible. Las piedras me parecieron una mejor opción y de la misma manera que comenzamos a colocar los palos sobre el tronco, colocamos una piedra tras otra, de manera que una espiral fue surgiendo.

Es curioso como una niña al vernos comenzó a hacer una colección de piedras y cuando la espiral tomó un tamaño como para llamar la atención de los paseantes, un grupo de niñas se sumó a la creación.

Al alejarnos de la espiral, pudimos ver como nuevos visitantes se acercaban y continuaban poniendo piedras. Un regalo para nosotros, para el acantilado y para sus huéspedes.

La tercera intervención fue cerca en un llano, el viento no soplaba y esta vez pudo permitirme jugar con las hojas secas. Una vez más el árbol se convertía en el lienzo en blanco y los palos y hojas en la pintura.

Alrededor de la base del tronco dispuse un círculo con palos y éste relleno de hojas caídas. Su propio abono, el ciclo de la vida cerrado, completo, como un círculo...

Un punto de vista nos regalaba la idea de que la sombra era el reflejo del árbol, su proyección dentro del espejo, debajo de la tierra, la dualidad, el Yin y Yang.

Podríamos seguir buscando el simbolismo de estas acciones, pues en este caso, es después de hechas cuando está aflorando su significado y resonando en mí más fuerte aún, pues el poder de la naturaleza unido al arte y a la creación nos convierte en seres más sensibles, más atentos y más conscientes.
Si reflexionamos un poco más sobre la creación o el arteterapia en la naturaleza podremos observar que dicha pŕactica ofrece una oportunidad para realizar rituales privados que giren en torno a la materia. Por ejemplo, una escultura de arcilla hecha en respuesta a la muerte de un ser querido puede ser colocada al lado de un río o mar para disolverse con la marea. Tales acciones pueden proporcionar un enorme alivio emocional y liberación.
Cada sendero es único y fascinante, al igual que cada persona y las emociones que habiten en ella en ese momento.  Un agujero en el suelo puede que nos lleve a pensar en la depresión, una explosión de rojos otoñales en el amor, una nueva planta en un recién nacido o una cama de musgo y plumas en un hogar seguro y feliz.

El enfoque de Sweeney, aún emergente, sobre la "Eco-Arteterapia", se basa en la ecopsicología y la arteterapia. La Eco-Arteterapia puede animar a una persona a encontrar una conexión con la naturaleza y sentir  su lugar en el mundo, sintiendo la conexión consigomismo en presencia de la naturaleza y sin necesidad de   palabras. Puede ayudar a vigorizar los sentidos y a aflorar emociones o recuerdos. El entorno natural despierta la creatividad de las personas. Además, cuando la obra de arte se genera al aire libre nos transmite sensaciones diferentes al alterar el medio ambiente. La acción se ve completada ya que, por otro lado, el medio ambiente también puede afectar al arte de una manera más directa, como por ejemplo, dejando que el viento sople un dibujo de arena o que la puesta de sol alargue las sombras de un totem.

Fuentes:

http://www.environmentalartstherapy.co.uk/

http://www.ecopsychology.org/journal/gatherings6/html/Overview/overview_art_therapy.html

Diarios visuales

En ocasiones resulta complicado expresar con palabras aquello que nos sucede, una emoción, sensación o sentimiento que queremos exteriorizar para, de alguna manera, sentirnos más aliviados. Hay personas que tiene diarios en los cuales reflejan con palabras aquello que pasa por su interior, pero no todos nos sentimos cómodos expresandonos con palabras.

Otro tipo de diario es aquel en el cual depositamos nuestras imágenes interiores. Son diarios visuales, cargados de contenidos que aluden a nuestras emociones, a lo que podamos sentir en ese mismo momento, a nuestras experiencias diarias, a recuerdos o a aquello que necesitemos exteriorizar y formalizar, es decir dar forma, cuerpo y no necesariamente palabras. En vez de rechazar, mitigar o evitar estos sentimientos, la idea es indagar en nosotros mismos y descubrir nuestro ser y un diario visual nos ofrece el espacio perfecto para ello.

Muchos artistas trabajan en diarios y cuadernos en paralelo a su obra. Algunos son íntimos y privados y otros son expuestos junto a sus trabajos. Hay personas que incluso llevan al día dos diarios visuales, el más personal y aquel que suelen mostrar.

Los diarios visuales suelen contener imágenes y palabras. Su contenido documenta experiencias del día a día, actividades, emociones o autobiografías. En arteterapia se recomiendan como una manera de explorar las emociones y los sentimientos a través del tiempo. De hecho, la importancia de notar cómo las expresiones artísticas van cambiando de semana a semana y de mes a mes es uno de los factores básicos de la arteterapia.

Según Cathy Malchiodi (2010), existen ya algunos indicadores de que "el utilizar las artes visuales y la escritura en un diario tiene beneficios para la salud: reduce el ritmo cardíaco, aumenta la producción de serotonina y de las células inmunes, y reduce los síntomas de estrés". Por otro lado, Lucia Cappachione en su libro: El Diario Creativo, lo define como un medio para el crecimiento interior. 

Es importante encontrar un momento en el que podamos estar tranquilos y un lugar privado y confortable, que nos permita dirigirnos a la autoreflexión y meditación. Al igual que cualquier práctica en pro de la salud, hacer un diario visual será más beneficioso si se convierte en un hábito.

Fuentes y enlaces de interés:

Cappachione, L. (2003). El Diario Creativo. El arte de encontrarte día a día con tu lado derecho del cerebro. Editorial Gaia.

Malchiodi, C. (2010). Cool Art Therapy Intervention #4: Visual Journaling. En: http://www.psychologytoday.com/blog/the-healing-arts/201006/cool-art-therapy-intervention-4-visual-journaling

Kelly Brown. Art Journaling: http://artjournaling.blogspot.com.es/

Proyectarse en la huella

Hace unos días realicé una sesión con un grupo de niños de entre 5 y 7 años. La consigna me la sugirió Vanessa Tena, amiga y arteterapeuta. Tras conversar sobre los desencadenantes de implicación personal, es decir, aquellas consignas que pueden ayudar a que la producción del participante represente a la persona y no que se reduzca a un mero ejercicio.

La consigna consiste en dejar una huella sobre un soporte y desde ahí comenzar la creación. Si la persona necesita alguna pauta más se le puede proponer, por ejemplo, que dibuje un lugar a partir de su huella, e incluso los personajes que habitan en él.

En esta ocasión los niños dejaron fluir su imaginación creando una imagen acorde con ellos. A continuación os dejo algunos de los dibujos, en los que podemos ver desde historias con un alto nivel de detalles como el autorretrato de una de las niñas transformada en sirena u nadando con un delfín a la sencillez de incorporar un amarillo sobre un naranja y transformar la huella de la mano en fuego.

"Los desencadenantes de implicación permiten que el Sujeto de la enunciación figure de manera críptica en el enunciado sin ser por eso Sujeto de este enunciado. La persona se proyecta, sin saberlo, en su producción, que no trata de símisma en primera persona sobre el modo del /yo/".

Jean-Pierre Klein 

Bestiarios y Animalarios para la creatividad

Soñar con seres fantásticos es algo que el ser humano ha hecho desde que tiene memoria.

Jugar a crear nuestros propios seres mitológicos, nuestro animalario personal es una actividad gratificante tanto para adultos como para los más pequeños, mediante la cual podemos poner en juego toda nuestra imaginación.

Las posibilidades son infinitas y el proceso divertido y cargado de ingenio.

Nunca vimos un animal así y sin embargo podemos imaginarlo, podemos formarnos una idea, una imagen construida de fragmentos de otros animales compuestos de manera compleja.

Además de la actividad reproductora es normal ver en el ser humano otra actividad que combina y crea nuevas imágenes, nuevas acciones.

En este caso se ve muy claramente la actividad combinada de la imaginación. El bestiario creado formará entonces parte de nuestra experiencia anterior, será una mezcla de aquellos animales que conocemos, ya que de otro modo no podríamos inventar uno nuevo. La combinación de las diferentes partes de los cuerpos animales constituirá un ser nuevo que pertenecerá a su creador, sin ser mera repetición de cosas vistas u oídas.

Esta facultad de componer un nuevo animal, de combinar unas partes de unos con otras partes de otros, sienta las bases de la creación.

 

Arteterapia y educación

La creatividad en los ámbitos educativos de arteterapia se debe ver como una forma de aprendizaje que implique el expresar ideas y sentimientos, usar la imaginación para posibilitar el resolver problemas, comprobar las ideas y pensar en una diversidad de posibilidades. Por eso es muy importante desarrollar la creatividad desde los primeros años.

Los niños creativos confían en sí mismos, están motivados y llenos de ideas, son capaces de expresarse, responden de forma imaginativa, saben acometer las actividades de forma libre y siempre de manera lúdica.

La arteterapia en el ámbito educativo proporciona un entorno de seguridad y confianza, un lugar para el silencio y la reflexión, para la auto-identificación, siendo capaz de:

-Desarrollar las facultades críticas.

-Aprender a vencer los impulsos indeseables y el comportamiento destructivo.

-Despertar permanentemente las facultades creativas e imaginativas de la persona.

-Aprender a desempeñar un papel responsable en la vida de la sociedad.

-Desarrollar el conocimiento de uno mismo y la conciencia de las propias cualidades y limitaciones.

-Aprender a comunicarse con los demás.

-Formar a la persona para que pueda ser operativa y capaz de resolver problemas.

-Favorecer la atención y la concentración.

-Mejorar la autoestima.

-Generar un espacio para las relaciones sociales saludables.

-Ayudar a afrontar y superar dificultades.

En las sesiones el niño se expresa de forma simbólica a través del juego y la actividad gráfica y no pasa al lenguaje más que de forma secundaria. En los talleres se toman decisiones, se conocen y controlan las emociones, se expresan los temas que le preocupan a cada participante, se asumen responsabilidades y se reflexiona sobre los procesos y lo acontecido. También se regulan los aspectos emocionales: se calman ansiedades, miedos, frustraciones, se incrementa la serenidad, el afecto positivo y la autoestima y se facilita el desarrollo de una relación con el arteterapeuta y el grupo, en la que la persona se sienta segura y capaz de expresarse con libertad.

Arteterapia con adolescentes

Los adolescentes pasan por un momento de mucho desconcierto y confusión, necesitan explorar sus capacidades y cómo poner y aceptar límites en su entorno.

La mayoría de los adolescentes necesitan apoyo de un guía incondicional en un espacio seguro que les ayude para convertirse en lo que quieren ser como persona y en la vida. Los padres y los amigos son su mayor apoyo pero en ocasiones no es suficiente. A veces, se necesita que un profesional escuche, oriente, informe y les ofrezca un buen soporte.

El arteterapia con adolescentes permite reforzar las capacidades expresivas de los jóvenes, como parte inherente de búsqueda y manifestación individual. Les ayuda a expresar sus conflictos internos clarificándolos para así poderlos trabajar.

A través de la arteterapia se desarrollan las capacidades de comunicación no verbal y verbal, se trabaja en los problemas de identidad, de confusión, percibiendo así su propio cuerpo. También

ayuda en el conocimiento de la imagen que tienen de si mismos y de la que les gustaría tener, así como a reconocer como creen que son percibidos por los demás, a conocer sus emociones, sentimientos, fuerzas, debilidades, problemas de ira y rebelión, de autoridad y conflictos de independencia. En resumen, despierta el interés por la autorreflexión, mediante el intercambio de experiencias que le sirven para reforzar su autoestima.

En las sesiones de arteterapia se reflexiona sobre la obra realizada y los integrantes del grupo. Se desarrollan mecanismos de interacción social, haciéndose conscientes de lo que significa vivir en sociedad.

El autoestima de los adolescentes aumenta al favorecer la expresión creadora, ya que logran dentro del setting una comunicación abierta y sincera, en un ambiente protegido y seguro.

En los talleres de arteterapia los adolescentes tienen la oportunidad de poder comunicar a los otros, sus necesidades y sentimientos en forma perceptible.

Los adolescentes se vuelven más simbólicos y el taller de arteterapia les sirve para expresar sus conflictos internos y clarificarlos, tratar de identificar los problemas de identidad y ayudan a conocer la imagen que tienen de sí mismos.

El punto luminoso del objeto-desecho

Los objetos desechados forman parte de nuestra cultura material y por ende de nuestra vida. Constantemente los percibimos, los interpretamos, nos relacionamos, e incluso nos identificamos con ellos, proyectando nuestras emociones sin apenas ser conscientes de ello.

A diferencia del objeto, el objeto-desecho ha perdido sus propiedades objetivas y de uso, pero conserva otras propiedades subjetivas que le otorgan el valor que cada individuo le quiera dar.

En el siguiente texto se hace una aproximación a aquellos procesos psicológicos que se podrían activar mediante la práctica artística con estos materiales.