Arteterapia y Pediatría

Arteterapia y Pediatría

Hospital Universitario La Paz. Madrid.

Durante los meses de octubre de 2012 a marzo de 2013, realicé las prácticas del máster de arteterapia en las plantas de Pediatría y trasplantes del Hospital Universitario la Paz. Estas prácticas pudieron ser realizadas gracias a un convenio entre la Universidad Complutense de Madrid y el Hospital Universitario la Paz.

Tras el trabajo de campo en el hospital, llevamos a cabo una investigación entorno a esta experiencia, la cual derivó en el trabajo final de máster: "Cama a cama. La sesión única de arteterapia en la hospitalización pediátrica". El trabajo completo se escuentra publicado en E-Prints Complutense y puede descargarse libremente en el enlace anterior.

Durante nuestra experiencia pudimos darnos cuenta de que los menores hospitalizados conforman un colectivo muy delicado, ya que pasan por dificultades que no sólo guardan relación con su estado físico, sino también con su estado emocional. De hecho, la hospitalización se reconoce como el evento que produce mayor ansiedad en los niños y niñas, ya que su percepción en la experiencia excede sus capacidades para poder resolverla.

Todos los niños, especialmente los que se encuentran en una situación difícil, tienen la necesidad de expresar, de crear, de establecer relaciones con el mundo. Utilizando la arteterapia es posible ayudar a los niños que están hospitalizados a ejercer su creatividad de una manera natural, beneficiando al niño y alejándolo de lo desagradable, del dolor, de la ansiedad, de la monotonía, etc. Proporcionando recursos para la externalización de impulsos agresivos, miedos y temores, así como para la transformación de sus significados.

En el ámbito de la hospitalización pediátrica se puede trabajar en talleres de arteterapia grupal, como por ejemplo en las habitaciones de hemodiálisis, y en terapia individual, (cama a cama).

La arteterapia para niños y adolescentes les ayuda a adaptarse a su hospitalización y a reducir su grado de estrés dándoles oportunidad de hacer cosas y tomar sus propias decisiones. Como la naturaleza de la estancia en un hospital hace que ésta sea pasiva, en el taller de arteterapia tienen la oportunidad de hacer algo distinto. Como experimentan fuertes emociones la creación artística les permite comunicar sus sentimientos, contar y plasmar sus emociones, con libertad para crear, y aprender más acerca de ellos mismos y de su entorno.

La arteterapia es una herramienta muy eficaz en el ámbito de la hospitalización pediátrica, ya que puede proporcionar en tiempos muy breves: un entorno de seguridad, un espacio potencial lleno de posibilidades y sobre todo un lugar para el juego y la creación, permitiendo a los niños y niñas que están hospitalizados comunicar y exteriorizar las emociones, pensamientos y sentimientos que llevan dentro y que en muchas ocasiones no saben como gestionar o exteriorizar.

Las sesiones de arteterapia, además de ayudar a expresar lo que emocionalmente angustia al menor, mejoran la comunicación personal, el conocimiento de sus propias potencialidades y son un potente distractor. Acciones como golpear el barro, dejar caer chorros de pintura o dibujar violentos garabateos sobre el papel, pueden representar la oportunidad de dar libre salida a sentimientos.

Es importante que los niños y niñas que permanecen en sus habitaciones hospitalizados sean protagonistas, que se les invite a decir, contar y expresar plásticamente, que puedan crear a partir de lo que piensan o sienten, ya que la creación actúa como acción reparadora y únicamente la creación, en palabras de Melanie Klein “expresa presencia”, conformando una nueva realidad. Es por ello que la expresión artística ha de ser parte integrante de cualquier programa en pro de la salud.

Con la Colaboración de: