PRÓXIMOS ENCUENTROS DE ARTETERAPIA

Próximos encuentros:

18 de enero. 18:00 - 20:30: Sesión de Introducción a la arteterapia para Adultos.

2 de Febrero.10:00 - 14:00: Arteterapia en Femenino. Orbitando Nuestro Centro.

2 de marzo.10:00 - 14:00: Arteterapia en Femenino. El Cuerpo la Identidad y el Barro.

6 de abril.10:00 - 14:00: Arteterapia en Femenino. Escenarios del yo. Videoperformance.

 

Otros Servicios: Arteterapia individual: Niños, adolescentes, adultos y familias.

Todos los viernes: 17:00 a 19:00: Arteterapia Grupal para adultos.

Más información:

info@sandrablanca.es // 659 608 131

C/ Fernando el Santo, 9. Alonso Martínez. Madrid.

 

Manos que bailan creando nidos de amor,deseos, islas para quienes más queremos, anhelos, juegos.

Bosques de brumas de harina y paja. Colores puros. Soles. Casas.

La delicadeza de trabajar con familias me conforta y me llena el corazón.

Cada día me enseñáis a ser mejor en mi profesión, a seguir, a querer seguir.

Por eso desde aquí os vuelvo a dar las gracias.

La maleta del arteterapeuta

Anoche terminé de ultimar todos los detalles del taller de arteterapia que tenemos esta tarde en Casa Grande Carabanchel.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta: El grupo, las edades, la consigna, los materiales, ¿ponemos música? ¿Cómo hacemos el cierre?¿Cómo abordamos el trabajo en familia con niños tan pequeños?

Cuando preparo la maleta para la sesión no solo la lleno de materiales meticulosamente preparados, sino de amor, de entusiasmo, de algunas dudas y siempre dejando espacio para los imprevistos, para la libertad y el flujo de las propias fuerzas creativas del grupo.

¿Recuerdas cuándo eras niña y preparabas los materiales para el primer día de colegio? Ayer sentí una emoción tan parecida. Después de un periodo de letargo a nivel profesional. ¡Hoy empiezo el cole!

Arteterapia en Familia

El martes 20 de noviembre tendremos un encuentro muy especial en Casa Grande Carabanchel. Un taller de arteterapia destinado a familias con niños de 0 a 4 años.

El taller es gratuito y las plazas son limitadas.

Si estás interesado puedes llamar al: 910 52 76 15 o bien inscribirte directamente en Casa Grande Carabanchel:
C/ de Monseñor Óscar Romero, 4. Madrid.

Facilita Sandra Blanca: www.sandrablanca.es

 

¿Por qué contratar a un arteterapeuta?

Cada vez somos más quienes nos dedicamos a esta profesión y cada día va en aumento el número de personas que se benefician de la Arteterapia y los organismos que ofrecen sus servicios.

En momentos en los que la palabra no es suficiente para ayudarnos a descubrir o a expresar que nos sucede, la arteterapia resulta una poderosa vía para ello.

La arteterapia puede ayudar a mejorar la interacción social y las habilidades de comunicación, y apoyar la rehabilitación física y mental.

Las intervenciones psicológicas tienen como objetivo mejorar el estado de ánimo y el bienestar de la persona; por ejemplo, para reducir síntomas como la ansiedad, la confusión, el dolor o la depresión.

Un arteterapeuta hace esto ayudando al individuo a experimentar por sí mismo, con su propio ritmo, de diferentes maneras y siempre a través de la expresión artística.

 

¿Qué es un arteterapeuta?

Un arteterapeuta es un terapeuta con formación en psicología y experiencia en investigación basada en las artes, además de estar capacitación para realizar intervenciones psicológicas utilizando el teatro, la música o el arte como su principal modo de comunicación.

Existen diferentes programas de posgrado en los cuales los futuros arteterapeutas reciben formación del ámbito artístico, psicológico y educativo. La formación en arteterapia explora estas áreas y al mismo tiempo los conocimientos propios de la profesión. Los alumnos de estos programas provienen de diferentes disciplinas, tales como bellas artes, psicología o educación social, entre otras.

 

¿Cuáles son las principales funciones de un arteterapeuta?

Los arteterapeutas ofrecen intervenciones terapéuticas psicológicas únicas y personalizadas, apoyando a clientes de todas las edades.

Los arteterapeutas pueden ofrecer una gama de recursos psicológicos, incluyendo:

·Intervención psicosocial: permitiendo que las personas participen en la exploración de nuevas relaciones con otros a través del arte y sin tener porqué hablar o comunicarse de una manera más directa.

·Tratamiento basado en la evidencia con el objetivo de ayudar a los usuarios a entender sus propios pensamientos y los pensamientos de los demás.

·Mindfulness para ayudar a la relajación, la consciencia y el estado de alerta, ayudando a reducir la ansiedad, el dolor y los pensamientos intrusivos.

·Tratamiento basado en la compasión: entendiendo el sufrimiento como parte de la condición humana, con el objetivo de des-patologizar y quitar las etiquetas, permitiendo la exploración de los procesos auto-compasivos.

Los arteterapeutas participan activamente en el trabajo con equipos multidisciplinares. Trabajando en una amplia gama de escenarios.

 

¿En qué ámbitos se desarrolla la arteterapia?

La arteterapia es una profesión que se desarrolla principalmente dentro de los siguientes ámbitos:

·Ámbito Educativo: En colegios, institutos, espacios de educación alternativa, etc.

Un arteterapeuta puede ayudar a desarrollar e incrementar aspectos que se consideran de gran importancia en la educación, tales como la comunicación, el respeto, la autonomía, las relaciones interpersonales o la autoestima.

Los talleres de arteterapia dentro del ámbito educativo son de gran utilidad ya que la expresión artística y visual, nos ayuda a definirnos y ha hacer frente a situaciones complejas mediante el juego artístico.

·Ámbito Clínico: La arteterapia en hospitales ayuda a disminuir el desajuste emocional que puede ser causado por la enfermedad, o por la propia hospitalización, puede servir de herramienta para que el paciente aprenda a canalizar sus emociones. En hospitales se pueden realizar sesiones de arteterapia grupales o bien de manera individual, en la propia habitación del paciente.

En hospitales psiquiátricos se pueden realizar tratamientos para pacientes con diversas enfermedades mentales como esquizofrenia, depresión, bulimia o anorexia.

·Ámbito Social: En el ámbito social la arteterapia puede ser de gran ayuda para diferentes colectivos como, personas sin hogar, refugiados, personas mayores, casas de acogida para mujeres maltratadas o cárceles. Cada colectivo tiene unas necesidades fundamentales con las que se entrelazan las necesidades personales. En arteterapia se trabaja siempre adaptando cada proyecto a las necesidades de los participantes. Es habitual realizar una o dos sesiones de toma de contacto para conocer al grupo antes de realizar un programa. Los programas siempre se pueden re-adaptar durante su duración.

 

¿Quién puede hacer arteterapia?

Cualquier persona puede realizar arteterapia. Niños, adolescentes, personas mayores, desde personas que busquen conocerse un poco más a personas con trastornos psicológicos, neurológicos o cognitivos. No es necesario tener formación artística previa, por lo cual, cualquier persona puede beneficiarse de la arteterapia.

 

¿Por qué debería contratar a un arteterapeuta con formación oficial?

Un derecho de la práctica de todo arteterapeuta es continuar con el desarrollo profesional. Esto asegura el aprendizaje continuo, la supervisión de sus prácticas y el largo desarrollo de su carrera, manteniendo las habilidades y conocimientos al día, y asegurándose de que son capaces de trabajar de manera segura, legal y efectiva.

Los arteterapeutas que se han formado en másteres oficiales son expertos en arteterapia y en trabajo con clientes de todas las edades, por lo que los beneficios para los usuarios pueden extenderse mucho más allá de las sesiones, con resultados como la mejora de las habilidades sociales y de comunicación o mayor confianza y autoestima, lo que les permite desempeñar un papel más integrado en su comunidad local.

95 libros sobre arteterapia

A continuación os dejo una bibliografía con 95 libros de Arteterapia o que abordan el tema de la Arteterapia de manera transversal.

Arrington, D. B. (2001). Home is where the art is: An art therapy approach to family therapy. Charles C Thomas Publisher.

Barone, T., & Eisner, E. W. (2011). Arts Based Research. Sage.

Batle, S. (2010). Arte Terapia: Como poner magía, colores y creatividad a cada día.

Belver, M.; Moreno, C.; & Nuere, S. (2005). Arte infantil en contextos contemporáneos.

Brooke, S. L. (1997). Art therapy with sexual abuse survivors. Charles C Thomas Publisher.

Brooke, S. L. (2004). Tools of the trade: A therapist's guide to art therapy assessments. Charles C Thomas Publisher.

Buchalter, S. I. (2004). A practical art therapy. Jessica Kingsley Publishers.

Buchalter, S. I. (2009). Art therapy techniques and applications. Jessica Kingsley Publishers.

Campbell, J. (1999). Art therapy, race and culture. Jessica Kingsley Publishers.

Case, C., & Dalley, T. (2014). The handbook of art therapy. Routledge.

Case, C., & Dalley, T. (Eds.). (2002). Working with children in art therapy. Routledge.

Coll Espinosa, F. J. (2006). Arteterapia: dinámicas entre creación y procesos terapéuticos.

Csikszentmihalyi, M. (1998). Creatividad: el fluir y la psicología del descubrimiento y la invención.

Dalley, T. (Ed.). (2008). Art as therapy: An introduction to the use of art as a therapeutic technique. Routledge.

Dalley, T., Case, C., Schaverien, J., Weir, F., Halliday, D., Hall, P. N., & Waller, D. (2013). Images of Art Therapy (Psychology Revivals): New Developments in Theory and Practice. Routledge.

Edwards, D. (2014). Art therapy. Sage.

Eisner, E. W. (2004). El arte y la creación de la mente: El papel de las artes visuales en la transformación de la conciencia.

Evans, K., & Dubowski, J. (2001). Art therapy with children on the autistic spectrum: Beyond words. Jessica Kingsley Publishers.

Farrelly-Hansen, M. (2001). Spirituality and art therapy: Living the connection. Jessica Kingsley Publishers.

Fiorini, H. (2006). El psiquismo creador: Teoría y clínica de procesos terciarios.

Fryear, J. L., & Corbit, I. E. (1992). Photo art therapy: A Jungian perspective. Charles C Thomas Publisher.

Gilroy, A. (2006). Art therapy, research and evidence-based practice. Sage.

Gilroy, A., & McNeilly, G. (2000). The changing shape of art therapy: New developments in theory and practice. Jessica Kingsley Publishers.

Gorman, J. M. (1996). The new psychiatry: The essential guide to state-of-the-art therapy, medication, and emotional health. St Martin's Press.

Hiscox, A. R., & Calisch, A. C. (1998). Tapestry of cultural issues in art therapy. Jessica Kingsley Publishers.

Hogan, S. (1997). Feminist approaches to art therapy. Psychology Press.

Hogan, S. (2001). Healing arts: The history of art therapy. Jessica Kingsley Publishers.

Hogan, S., & Coulter, A. M. (2014). The Introductory Guide to Art Therapy: Experiential Teaching and Learning for Students and Practitioners. Routledge.

Horovitz, E. G. (2005). Art therapy as witness: A sacred guide. Charles C Thomas Publisher.

Junge, M. B. (2010). The modern history of art therapy in the United States. Charles C Thomas Publisher.

Kalmanowitz, D., & Chan, S. M. (2012). Art therapy in Asia: To the bone or wrapped in silk. Jessica Kingsley Publishers.

Kalmanowitz, D., & Lloyd, B. (Eds.). (2004). Art therapy and political violence: With art, without illusion. Routledge.

Kapitan, L. (2011). An introduction to art therapy research. Routledge.

Kaplan, F. (2000). Art, science and art therapy: Repainting the picture. Jessica Kingsley Publishers.

Kaplan, F. F., & Kaplan, F. (2007). Art therapy and social action. Jessica Kingsley Publishers.

Kerr, C., Hoshino, J., Sutherland, J., Parashak, S. T., & McCarley, L. L. (2011). Family art therapy: Foundations of theory and practice. Routledge.

Klein, J. P. (2006). Arteterapia: una introducción.

Kramer, E. (1958). Art therapy in a children's community: A study of the function of art therapy in the treatment program of Wiltwyck School for Boys.

Kramer, E. (2001). Art as therapy: Collected papers. Jessica Kingsley Publishers.

Landgarten, H. B. (2013). Clinical art therapy: A comprehensive guide. Routledge.

Levens, M. (1995). Eating disorders and magical control of the body: Treatment through art therapy. Psychology Press.

Levine, E. G., & Levine, S. K. (2011). Art in action: Expressive arts therapy and social change. Jessica Kingsley Publishers.

Liebmann, M. (1990). Art therapy in practice. Jessica Kingsley Publishers.

Liebmann, M. (2004). Art therapy for groups: A handbook of themes and exercises. Psychology Press.

Linesch, D. G. (2013). Adolescent art therapy. Routledge.

Linesch, D. G. (2013). Art therapy with families in crisis: Overcoming resistance through nonverbal expression. Routledge.

López Fdz. Cao, M. (2011). Memoria, ausencia, e identidad: El arte como terapia.

López Fdz. Cao, M. (coord). (2006). Creación y posibilidad: Aplicaciones del arte en la integración social.

López Fdz. Cao, M. & Martínez Díez, M. (2006). Arteterapia: Conocimiento interior a través del arte.

Lusebrink, V. B. (1990). Imagery and visual expression in therapy. Plenum Press.

Magniant, R. C. P. (Ed.). (2004). Art therapy with older adults: A sourcebook. Charles C Thomas Publisher.

Makin, S. R. (1994). A Consumer's Guide to Art Therapy: For Prospective Employers, Clients, and Students. Charles C. Thomas, Publisher, 2600 South First Street, Springfield.

Malchiodi, C. A. (1997). Breaking the silence: Art therapy with children from violent homes. Psychology Press.

Malchiodi, C. A. (1999). Medical art therapy with children. Jessica Kingsley Publishers.

Malchiodi, C. A. (Ed.). (2011). Handbook of art therapy. Guilford Press.

Malchiodi, C. A. (Ed.). (2012). Art therapy and health care. Guilford Press.

Malchiodi, C. A. (Ed.). (2013). Expressive therapies. Guilford Publications.

Martínez Díez, N. & López Fdz. Cao, M. (2008). Reinventar la vida: El arte como terapia.

Marxen, E. (2011). Diálogos entre arte y terapia: Del arte psicótico al desarrollo de la arteterapia y sus aplicaciones.

Masterson, J. T., Findlay, J. C., Kaplan, F., Bridgham, T., Christian, D., Galbraith, A., ... & Vance, R. (2008). Art therapy and clinical neuroscience. Jessica Kingsley Publishers.

McNiff, S. (1988). Fundamentals of art therapy. Charles C Thomas, Publisher.

McNiff, S. (1998). Art-based research. Jessica Kingsley Publishers.

McNiff, S. (2013). Art as medicine: Creating a therapy of the imagination. Shambhala Publications.

Moon, B. L. (2008). Introduction to art therapy: Faith in the product. Charles C Thomas Publisher.

Moon, B. L. (2009). Existential art therapy: The canvas mirror. Charles C Thomas Publisher.

Moon, B. L. (2015). Ethical issues in art therapy. Charles C Thomas Publisher.

Moon, C. H. (Ed.). (2011). Materials and media in art therapy: Critical understandings of diverse artistic vocabularies. Routledge.

Moon, C. H., & Lachman-Chapin, M. (2001). Studio art therapy: Cultivating the artist identity in the art therapist. Jessica Kingsley Publishers.

Nucho, A. O. (2003). The psychocybernetic model of art therapy. Charles C Thomas Publisher.

Oster, G. D., & Crone, P. G. (2004). Using drawings in assessment and therapy: A guide for mental health professionals. Psychology Press.

Payne, H. (1993). Handbook of inquiry in the arts therapies: one river, many currents. Jessica Kingsley Publishers.

Pratt, M., & Wood, M. (Eds.). (2015). Art therapy in palliative care: The creative response. Routledge.

Rees, M. (1998). Drawing on difference: Art therapy with people who have learning difficulties. Psychology Press.

Rico, L. (2008). Arteterapia en hospitales pediátricos. Experiencia en las plantas de Oncología y trasplantes pediátricos. Reinventar la vida.

Riley, S. (1999). Contemporary art therapy with adolescents. Jessica Kingsley Publishers.

Rogers, C. (1961). El proceso de convertirse en persona.

Rubin, J. A. (1999). Art therapy: An introduction. Psychology Press.

Rubin, J. A. (2001). Approaches to art therapy: Theory and technique. Psychology Press.

Rubin, J. A. (2009). Introduction to art therapy: Sources & resources. Taylor & Francis.

Rubin, J. A. (2011). Child art therapy. John Wiley & Sons.

Rubin, J. A. (2011). The art of art therapy: What every art therapist needs to know. Routledge.

Ryle, A. E. (1995). Cognitive Analytic Therapy: Developments in theory and practice. John Wiley & Sons.

Safran, D. (2002). Art therapy and AD/HD: Diagnostic and therapeutic approaches. Jessica Kingsley Publishers.

Tumim, J. S. (1994). Art therapy with offenders. M. Liebmann (Ed.). J. Kingsley.

Ulman, E., & Dachinger, P. (1996). Art Therapy in Theory & Practice. Magnolia Street Publishers, 5804 North Magnolia Street, Chicago, IL 60660.

Vygotski, L. S. (2007). La imaginación y la creatividad en la infancia.

Wadeson, H., Durkin, J., & Perach, D. (1989). Advances in art therapy (Vol. 139). John Wiley & Sons.

Waller, D. (2013). Becoming a Profession (Psychology Revivals): The History of Art Therapy in Britain 1940-82. Routledge.

Waller, D. (2014). Group interactive art therapy: Its use in training and treatment. Routledge.

Waller, D., & Sibbett, C. (2005). Art therapy and cancer care. McGraw-Hill Education (UK).

Warren, B. (Ed.). (2008). Using the creative arts in therapy and healthcare: A practical introduction. Routledge.

Weiser, J. (1999). Phototherapy techniques: Exploring the secrets of personal snapshots and family albums. Vancouver, BC: PhotoTherapy Centre.

Winnicott, D. W. (1971). Realidad y Juego. Barcelona, España: 1996. Gedisa.

Yalom, I. D. (2010). The gift of therapy. Piatkus.

Colorear fronteras o volar libre

Hace unos días, una lectora me solicitaba información sobre libros de Arteterapia. En un intento de actualizar mi bibliografía se me ocurrió buscar en Google: "Arteterapia Libros" y "Art Therapy books".

He de decir que quedé horrorizada al ver que en ambos idiomas, lo primero que aparece en los resultados de las búsquedas son libros para colorear. Si además filtras la búsqueda solo por imágenes los resultados pueden ofender a cualquier profesional de esta poderosa disciplina.

Recuerdo que cuando era niña me encantaba colorear. Disfrutaba viendo como una imagen en blanco y negro podía transformarse en un mundo de color, como un dibujo plano cobraba vida, pero también recuerdo que trataba de no salirme de los límites, esforzándome en completar el dibujo sin dejar partes en blanco dentro de aquellas formas que alguien había dibujado bajo sus criterios de belleza y armonía. Recuerdo también escoger los colores adecuados: el sol es amarillo, las hojas verdes, el cielo azul y así.

Ahora los libros de colorear para adultos se han puesto de moda y no solo me pregunto porque hay que categorizarlos como libros para adultos, (esto daría mucho de que hablar). Intento pensar sobre las pedagogías que hay detrás de colorear enrevesados patrones creados de manera industrial y dirigidos al consumo de masas.

Me imagino en una sesión de arteterapia diciéndole a los usuarios lo que estos libros proponen: No te salgas el límite, rellena sin dejar partes en blanco, termina de colorear un dibujo antes de empezar otro y eso sí relájate y disfruta.

Si la arteterapia ayuda a estimular la liberación de emociones contenidas y explorar más allá de lo evidente mientras que los libros de colorear nos proponen fronteras, límites y barreras. No se me ocurre un proceso más opuesto a la arteterapia que el de pinta y colorea.

Colorear puede ser divertido, puede entretenernos pero por favor que no nos hagan creer que los libros de colorear son libros de arteterapia.

Hagamos que el imaginario de la arteterapia no se limite a los libros de colorear, sino a una terapia que puede cambiar vidas.

Vuelvo a repetir: los libros para colorear no son arteterapia.

Arteterapia desde lo roto y desechado

Steve McPherson, 28 Objects that measured the world. 2009-2010.

En nuestra cultura material, a menudo sucede que cuando un objeto se rompe, automáticamente es desechado y reemplazado por otro con características funcionales similares, pero sin aún un contenido simbólico o emocional.

A diferencia del objeto, el objeto roto o desechado ha perdido sus propiedades objetivas y de uso, pero conserva otras propiedades subjetivas que le otorgan el valor que cada individuo le quiera dar.

Trabajar con fragentos de objetos o con materiales desechados, en el ámbito de la arteterapia puede originar una serie de procesos psicológicos que pueden llegar a activar emociones, proyecciones o determinados sentimientos.

La persona, por lo tanto puede vincularse con estos materiales, puede que porque le resulten familiares, porque se identifique con ellos, porque le aporten seguridad o un sin fin de etcéteras. Y es precisamente en esa capacidad de vínculo, donde nace la oportunidad de hacer un trabajo eficaz.

Esos fragmentos, posiblemente pueden implicar una historia pasada, una experiencia vivida y adherida al objeto, que permanece en sus pedazos.

Lo interesante es que estos mismos pedazos también están cargado de posibilidades futuras, siempre que se quiera, claro.

Por ejemplo el artista Bouke de Vries utiliza el concepto de restaurar y ampliar la vida del objeto, especialmente en un mundo donde es mucho más fácil comprar otro nuevo a continuación para reemplazar el roto.

Su obra también puede cubrir una gama de conceptos en relación con el despilfarro y la memoria de las cosas. Él lo llama 'la belleza de la destrucción', y en lugar de la reconstrucción de los objetos, de tratar de ocultar la evidencia de un episodio dramático en la vida del objeto, hace hincapié en su nueva condición, infundiendo nuevas virtudes y nuevos valores.

Otro ejemplo del trabajo artístico a partir de objetos, en este caso desechados, lo podemos ver en la obra que llevó a cabo Vik Muniz en colaboración con trabajadores de uno del gigantesco vertedero Jardim Gramacho, en Brazil.

El objetivo era desarrollar un proyecto personal: conseguir que la basura se convirtiera en arte, y que, además, el proceso sirviese para mejorar la vida y autoestima de miles de trabajadores del basurero.

Por último me gustaria mencionar el Kintsugi, en Japonés: reparación de oro. Es el arte de arreglar las roturas de la cerámica con barniz mezclado con polvo de oro, plata o platino.

Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones son parte de la historia de un objeto y han de mostrarse en lugar de ocultarse, además de hacer el objeto hacerlo más bello, pone de manifiesto su transformación e historia.

La sociedad actual ha perdido el interés por restaurar lo viejo o roto. Pero, ¿qué pasa cuando trascendemos el objeto a una persona, a una persona rota y deteriorada por dentro? Ahí es donde el término resiliencia juega un papel fundamental.

Convertirse en un persona resiliente hará posible que podamos recomponernos por dentro y por fuera. De hecho, lo que fomenta el Kintsugi es que sea uno mismo quien restaure su propio plato.

Melanie Klein, en el concepto de reparación, vincula la sublimación con algo que está roto y puede ser reparado por lo que basándonos en su teoría podríamos afirmar que en el trabajo y durante el proceso artístico empleando materiales rotos o que han sido desechados, se pueden activar procesos reparadores, no solo a nivel material, sino también a nivel psicológico.

Los pedazos de los objetos están cargados de posibilidades, y estas residen en la revalorización que nosotros hagamos de ellos.

A continuación comparto de nuevo un texto que escribí en 2013 sobre el trabajo con objetos desechados, dentro del ámbito de la arteterapia.

Leer más >>

+ Arte Contemporáneo en la educación artística

El trabajo de los artistas contemporáneos puede ofrecer nuevas estrategias y enfoques para la creación y la facilitación del proceso artístico de los participantes de nuestros talleres, ya sean niños, adultos o personas mayores.

Las obras de arte contemporáneo a menudo incluyen la investigación histórica o de archivo, la escritura, la investigación científica, la ingeniería o la lectura, entre otras actividades y métodos. De esta manera, el arte contemporáneo, o mejor dicho, los procesos artísticos contemporáneos, pueden fomentar el aprendizaje del arte en el aula desde la investigación ya que el empleo de un proceso de investigación artística, puede fomentar el poder de la curiosidad humana.

Para los educadores artísticos, la enseñanza de las prácticas artística se ha expandido, reflejando nuevas herramientas, materiales y métodos de trabajo. Acercándose a la obra de artistas que han dejado de crear, objetos de arte como reconocibles pinturas o esculturas, para crear eventos efímeros, experiencias, actuaciones o incluso conversaciones. Hoy en día, el Arte desafía aspiraciones puramente estéticas y en su lugar puede servir como un lugar para la reflexión, la conversación, la crítica, o el desarrollo de nuevos conocimientos.

Por eso es importante fomentar una actitud crítica en el aula, que nuestros participantes o alumnos de hagan preguntas, sean críticos y no meros repetidores de esquemas establecidos.

Como educadores artísticos debemos ver cada proyecto que planteamos como una oportunidad para formular preguntas y aprender de ellas.

Por eso desde aquí quisiera alentar a los educadores artísticos a pensar en el proceso de aprendizaje del arte contemporáneo como algo a largo plazo, planteando proyectos, tal vez como una investigación que no tiene respuestas específicas. Pensar en las preguntas y las ideas que puede haber detrás de una determinada obra y estar atentos a cómo los estudiantes pueden interesarse más en particulares imágenes, objetos, estrategias o métodos de trabajo, en base a lo que saben o les interesa. Es importante considerar la participación activa de los estudiantes en las nuevas formas de ver, pensar y crear, mediante la creación de espacios para el diálogo.

Los artistas contemporáneos sirven como modelos creativos, que pueden inspirar a la gente de todas las edades a considerar cómo se desarrollan las ideas y ofrecen a los educadores la oportunidad de apoyar diversos estilos de aprendizaje.

A su vez, la integración del arte contemporáneo en los entornos escolares y en espacios comunitarios de aprendizaje, permite a los educadores provocar la curiosidad y alentar el diálogo sobre el mundo y los problemas que pueden afectar la vida de los estudiantes. El arte contemporáneo es parte de un diálogo cultural que se refiere a marcos más amplios, como la identidad personal y cultural, la familia, la comunidad y la nacionalidad.

Como sabemos, muchos artistas no trabajan con un solo medio o técnica si no que tratan de explorar una idea, situación o pregunta a través de múltiples medios y estrategias visuales. Por eso a la hora de preparar un programa de educación artística es importante que se haga en torno a una idea general, tema o cuestión en primer lugar, para después decidir que recursos o materiales apoyarán la investigación. Ya que la idea general debe centrarse en la investigación y crear un marco de unión, en la que se puede incluir múltiples recursos, obras de arte y artistas. Evitando la imitación del estilo o métodos de un solo artista, sino más bien introduciendo una serie de artistas que pueden tener ideas o enfoques divergentes y puede ofrecer múltiples perspectivas y métodos de trabajo relacionados con un tema, idea o pregunta elegida.

Para ello podemos animar a los estudiantes a compartir sus ideas y posibles pasos a seguir con sus compañeros, invitándoles a pensar a través de múltiples opciones antes de seleccionar una idea final que perseguir. Hacerlos participar en las discusiones que desafían y desarrollar sus ideas, a la espera de la realización de la obra de arte final.

Es de vital importancia que en lugar de diseñar nuestros talleres o sesiones con un producto final o proyecto en mente, consideremos las diferentes maneras en que podemos desarrollar y hacer realidad una idea. Planteando objetivos de aprendizaje que fomentan el pensamiento crítico y habilidades de investigación, para que los alumnos puedan realizar obras significativas.